Unpacked 2016 ha finalizado y conocemos al Samsung Note 7. 

Samsung ha presentado el sumamente filtrado, nuevo phablet Note 7, en un momento en el que los surcoreanos, se sienten en las nubes por el éxito del Galaxy S7. “Copiando con orgullo” la fórmula que le ha devuelto el camino a los grandes beneficios, algo que se podría resumir en un gran diseño, potencia de proceso de última generación, colorida pantalla y ningún fallo aparentemente destacable en el resto de los apartados. 

Hay varias cosas que llaman la atención del nuevo Samsung Note 7. Lo primero es que salta la sexta generación para unificar nomenclatura con de su actual estrella, el Galaxy S7. Con este nuevo dispositivo, Samsung une dos modelos para dotar a la familia Galaxy de un solo phablet, el S7 Edge Plus y el Note. Unifica el diseño de la familia S, pero mantiene el stylus del Note. De esta forma los tamaños de los nuevos Galaxy se quedan en 5,1″ el S7, 5,5″ el S7 Edge y 5,7″ el Note 7.

Según quién lo mire se podría considerar que el Note 7 viene a ser el hermano mayor del S7. Realmente comparte casi todas las características importantes de la gama S7, incluyendo el diseño con pantalla Edge curvada en los bordes. Recupera la expansión mediante tarjetas microSD y obtiene la certificación IP68 frente al agua y polvo. De hecho cabe destacar que la cámara de 12 Mpx con óptica f/1.7 es teóricamente la misma que tan buenos resultados da en el S7.

Sólo se diferencia de forma destacable en dos características: el escáner de iris que incrementa la seguridad biométrica para el acceso al terminal o las transacciones con Samsung Pay y la incorporación, por primera vez en un Galaxy, del puerto USB tipo C (3.1) en sustitución del microUSB. Bueno, a esto se le suma el evidente incremento de tamaño de la pantalla que es de 5,7 pulgadas pero que mantiene la misma tecnología super AMOLED con resolución QHD (2560×1440) con protección Gorilla Glass 5.

Y, por último, también mejora ligeramente en el procesador que, casi seis meses después del S7, es un Exynos 8890 con 4 GB de RAM para mantener actualizado el cerebro del dispositivo. Su versión de Android, como no podía ser de otra forma, es Android 6.0.1.

Eso sí, el elemento diferencial exclusivo sigue siendo el puntero S-Pen, que promete haber solucionado su problema de diseño y ahora cuenta con algunas novedosas herramientas que amplían la gama de funciones de este versátil elemento. El S-Pen ahora es más preciso y reconoce 4.096 niveles de presión.

Por lo demás prácticamente se confirma lo que ya se había filtrado y que en buena parte es lo mismo que ofrece el S7 pero en mayor tamaño. Su batería promete además una mayor autonomía ya que es de 3.500 mAh. El Note 7 estará disponible a partir del 19 de agosto a un precio que desvelarán el 16 de agosto para poder adquirirlo en alguno de sus colores, azul, plata o negro. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *