SK Telecom sale campeón en el MSI en Brasil.

El reconocido team surcoreano suman así su cuarto título internacional consecutivo, tras los dos últimos campeonatos del mundo y el MSI del pasado año. A pesar de que el campeón de la LCS europea solo consiguió una victoria ante el equipo de Asia, estuvieron a punto de dar la sorpresa en otras dos. Aún así SKT Telecom se ha proclamado campeón del Mid-Season Invitational celebrado en Brasil tras imponerse por 3-1 en la final al equipo español G2 Esports.

La serie empezaba con Luka “Perkz” Perković batallando a un Lee “Faker” Sang-hyeok que no tuvo su mejor día. Sin embargo, G2 cometió el error –por partida doble además- de dejar el Lee Sin de Han “Peanut” Wang-ho y lo pagó muy caro. Mientras los esfuerzos del equipo europeo se centraban en dejar fuera de la partida al midlaner, sus compañeros iban asegurando objetivos, especialmente un dragón infernal y un heraldo que hubiesen sido muy importantes para las aspiraciones de G2. Al final, el League of Legends es un juego cinco contra cinco en el que siempre ganan los coreanos. Y SKT puso el 1-0.

La segunda partida fue un sueño para G2. Lograron repetir el buen juego de los primeros compases de la partida inicial y esta vez sí que consiguieron consolidar su ventaja. Al buen desempeño, de nuevo, de Perkz, se sumaron un Ki “Expect” Dae-han y Jesper “Zven” Svenningsen, que volvió a dar su mejor cara con Kog’Maw, con el que consiguió ponerse 2-0 en línea de forma muy tempranera. Partida, en líneas generales, muy sólida de los españoles que lograron terminar en apenas media hora con una mejora de Nashor como catalizador.

La tercer partida estuvo disputada por momentos y, aunque los chicos de Kin “kkOma” Jeong-gyun sacaron ventaja muy pronto castigando a Perkz, el equipo español logró aguantar la partida durante muchos momentos, llegando incluso a recortar distancias en términos de oro. Pero cuando peor pintaba la cosa para SKT, apareció el apoyo Lee “Wolf” Jae-wan y, conjugando el factor sorpresa del destello con la inmovilización de las zarzas de Zyra y el daño de su habilidad definitiva, para precipitar la victoria de su equipo y conseguir el 2-1 en la serie.

La última partida tuvo poca historia más allá de alguna sorpresa en la fase de selección como la Kalista de Zven y la LeBlanc de Faker, campeones que, en ambos casos, son algunos de los predilectos de ambos jugadores. El dominio de la partida fue en todo momento surcoreano, y los europeos solo pudieron defenderse e intentar aguantar aún a sabiendas de que no sería posible ganar esa partida. El gran destacado fue, por enésima vez en este torneo, Peanut, que a pesar de que le habían denegado a su Lee Sin, logró un gran impacto en todas las líneas con Olaf. La partida quedaba finalmente decantada en una pelea alrededor de la torre exterior de la calle superior de G2, que abría una brecha ya insalvable en el marcador.

Artículo: as

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *