Manejando los tiempos de actualización en Windows 10.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cuando se descarga una actualización mayor de Windows, el propio sistema operativo crea una copia de seguridad de si mismo de manera que, si algo ocurre mal, podamos volver atrás. Incluso si no nos gusta la actualización, podemos restaurar la copia de seguridad en los 10 días siguientes a la misma. Esta copia de seguridad ocupa alrededor de 30 GB, lo que lleva un buen rato en generarla.
Por lo general, las actualizaciones de seguridad y acumulativas no deberían tardar mucho en instalarse, ya que son actualizaciones menores que, tras su descarga e instalación, deberían instalarse en pocos minutos tras reiniciar el ordenador, sin embargo, las actualizaciones mayores sí que pueden tardar hasta varias horas en instalarse, y esto es totalmente comprensible debido al proceso que se realiza.

En Windows 10 podemos diferenciar tres tipos de actualizaciones:

  • Actualizaciones de seguridad: Se centran en solucionar problemas de seguridad (vulnerabilidades, fallos, etc) en Windows y en los propios programas del sistema operativo.


  • Actualizaciones acumulativas: Una serie de parches centrados en solucionar problemas no relacionados con la seguridad y mejorar algunas de las funciones del sistema operativo. Instalando la última versión de estos parches instalaremos automáticamente todos anteriores hasta la fecha.
  • Actualizaciones mayores: Actualizan la versión de nuestro Windows 10 (November Update, Anniversary Update, Redstone 2, etc) que implementan grandes novedades y mejoras en el sistema operativo.

Las actualizaciones mayores de Windows 10 son como instalaciones nuevas del sistema operativo, es decir, es como instalar de nuevo Windows 10 pero con la ventaja de que una vez instalado de nuevo nuestro perfil y todos nuestros programas siguen instalados.

El proceso es largo y muy complicado, por lo que es normal que el proceso de actualización lleve más de una hora en completarse. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estas actualizaciones se liberan cada 6 meses o más (desde la llegada de Windows 10 solo se han lanzados dos actualizaciones mayores, y una tercera prevista para primavera de 2017, por lo que tampoco deberían causarnos demasiados dolores de cabeza muy a menudo.

Fuente: softzone

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *