Las conversaciones de WhatsApp que borramos, realmente no se borran.  

Forenses informáticos han realizado un análisis de la última versión de WhatsApp para iOS, y han comprobado que, cuando borramos una conversación en el terminal, el espacio queda libre, pero no se reescribe el contenido. Al parecer, es algo común en las herramientas internas que usa WhatsApp. Pero se trata de un fallo considerable, porque los datos siguen disponibles.
Alguien con acceso físico al dispositivo podrían lograr localizar los archivos de las conversaciones que supuestamente hemos borrado, y copiarlos. Eso sí, deberían tratarse de expertos con bastos conocimientos y contar con el suficiente tiempo para el trabajo, así que ahora mismo el principal problema de privacidad estaría en que la policía seria capaz de acceder a estos datos si pueden obtener tu equipo.

Hace unos meses que WhatsApp añadió cifrado de extremo a extremo, por lo que las conversaciones no se pueden recuperar de los servidores de la propia empresa. Por eso se han vuelto relevantes estas alternativas.
Además los forenses indicaron que las copias de seguridad de las conversaciones de WhatsApp que se realizan en iCloud no están cifradas, y también podría accederse a ellas. Por ejemplo, con una orden judicial que obligue a Apple a entregarlas. Para aquellos más preocupados con este tema, la solución es desactivar estas copias de seguridad.

Que WhatsApp no elimine en realidad las conversaciones que borramos supone un problema solo para los más preocupados por su intimidad. Dado que es necesario acceso físico al dispositivo, la mayoría de los usuarios no estarán preocupados. Por el momento, no parece que la empresa vaya a modificar su forma de borrar los chats.

Fuente original: zdziarski

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *