Horrible broma entre jugadores de CoD ocasiona una víctima fatal.

Tal vez no hayas oído hablar del triste y lamentable término “swatting“, pues se trata, básicamente, de enviar a un grupo de policías o fuerzas especiales a la casa de alguien alegando una falsa denuncia que está ocurriendo un delito grave como intentos de homicidio o alguna situación con rehenes. Entre las comunidades de gamers en EEUU se puso de moda hace algunos años para asustar a alguien que estuviera retransmitiendo una partida en línea sus partidas.

El dia de ayer está broma ha terminado cobrándose su primera víctima mortal, algo que era solo cuestión de tiempo. La disputa entre dos jugadores de “Call of Duty: WWII” conocidos como Miruhcle y Baperizer acabó con la muerte accidental de Andrew Finch a sus 28 años de edad.

Todo empezó con una apuesta durante una partida de CoD y acabó con el usuario Baperizer contactando con el popular Swautistic, vinculado a numerosos casos de swatting en el pasado. Tras amenazar a Miruhcle con gastarle una broma mediante este estúpido recurso éste les animó a hacerlo y les proporcionó la dirección del fallecido Andrew Finch, según informa el New York Times.

Luego tras el arribo de los policías a la dirección indicada y con un aviso de homicidio y toma de rehenes, en alerta uno de los oficiales presentes abrió fuego en el momento en el que Finch apareció por la puerta de su domicilio, ocasionandole la muerte.

Troy Livingston, subjefe de la policía, dio una conferencia de prensa que fue transmitida en Facebook. En ella, el uniformado afirmó que investigaron a los jugadores implicados y dio cuenta de todo el proceso que llevó a la muerte de Finch. Asimismo, compartió un video donde se muestra el acercamiento a la casa del supuesto sospechoso.

“Si la llamada falsa a la policía no se hubiera hecho, no habríamos estado ahí”, dijo Livingston. Además, confirmó que oficiales federales colaboraron en la investigación. Lisa Finch, la madre del joven que falleció, arremetió en contra de la policía y del sujeto que lo inició todo: “Ese policía asesinó a mi hijo por un informe falso en primer lugar. Mi hijo no era un jugador”, comentó Lisa.

La policía aseguró que sus investigaciones dieron frutos, pues ya detuvieron a uno de los implicados. Su nombre es Tyler Barriss, de 25 años, y fue arrestado esta madrugada. Así pues, se confirma que el sujeto es el mismo que fue detenido anteriormente por amenazas de bomba.

Fuente: dotesports

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *