Finalmente Apple no fabricará su vehículo autónomo. 

La industria automotriz parece más complicada de controlar y el hecho de que Apple no pueda llegar a acuerdos con los suministradores de componentes como lo hace en el mundo de los gadgets, habría echado a tierra los planes del Proyecto Titan.

Hasta ahora conocíamos que era un proyecto altamente secreto: desde 2014 su misión principal era la de crear un coche eléctrico, un vehículo al estilo Tesla, y que con probabilidad sería una realidad en 2020. Esa fecha se ha visto retrasada en el tiempo, con muchas dudas de lo que está por venir.

Tantas dudas como que se espera un cambio de rumbo y reorganización en el departamento encargado de este desarrollo. Apple no ve tan claro sacar un coche directamente a la calle, prefiere gastar sus recursos en trabajar en una plataforma de conducción autónoma. En definitiva, priorizar en el software e inteligencia artificial de un coche inteligente.

Más de mil empleados están implicados en cambios de puestos para acometer la nueva estrategia, en la que los ejecutivos se ponen como fecha ‘finales de 2017’ para tener algo que evaluar y decidir si continúan en esa dirección.

Esto no cierra las puertas al desarrollo de un coche como tal, un producto que poder comprar, pero posiblemente se alíe con algún fabricante para ello.

Fuente: Bloombergxataka

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *