El sismo que golpeó a México y las luces en el cielo. 

Con el Huracán Katia llegando hoy a las costas del golfo de México, anoche al sur del país y 58 km de profundidad, se registró un terremoto de 8,2 en la escala de Richter que golpeó duro a gran parte de México.

Esto dio lugar a uno de los fenómenos más peculiares de la naturaleza, las “luces de terremoto”. En el momento en el que el terreno se rompe y las fallas se mueven, hay grandes desplazamientos de bloques en el subsuelo. Dichas fricciones pueden causar a su vez corrientes eléctricas por el flujo de iones que se observa. En otras palabras, las partes más superficiales de las rocas del terreno -que no son conductoras-, acumularían carga eléctrica y la energía saltaría.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *