El Note 7 explotaba porque la batería era muy grande, según reporte.

Una compañía dedicada al control de calidad externo para marcas de tecnología, llamada Instrumental, ha seguido de cerca el caso del Samsung Galaxy Note 7 y de acuerdo a su conclusión en diseño de este smartphone fue llevado demasiado al límite, y eso condujo a que se provocarán las explosiones del terminal.

La batería del Samsung Galaxy Note 7 tiene en su interior una capa positiva y otra negativa colocadas en horizontal, con una fina separación en medio. Nunca deberían entrar en contacto, pues eso provoca explosiones. Por desgracia, la batería del Galaxy Note 7 es demasiado grande para el tamaño del terminal, se encuentra sometida a presiones excesivas por defecto y a su alrededor no hay un espacio de seguridad suficiente para mantenerla a salvo.

Resulta evidente que lo que pretendía Samsung era ofrecer una gran autonomía sin aumentar el grosor del Galaxy Note 7. Sin embargo, Instrumental cree que no probaron lo suficiente el diseño.

Esta empresa de control de calidad afirma que analizar la seguridad de un nuevo tipo de batería puede tardar hasta un año, y piensa que Samsung no realizó todos los test necesarios para confirmar que la batería del Galaxy Note 7 iba a funcionar de forma estable en un espacio tan reducido

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *