El Nokia 8 estuve presente en el CES y nadie se dio cuenta.

Qualcomm presentó con gran expectativa en este pasado CES su nuevo procesador estrella, el elegido por los principales fabricantes para potenciar sus buques insignia en este 2017, el Snapdragon 835. Y para demostrar las ventajas que ofrece lo pusieron a prueba frente al Snapdragon 821.

Así en el sector asignado a Qualcomm habría puesto dos smartphones con el 821 y el 835 uno al lado del otro, en una prueba que demostraba la increíble estabilidad de la imagen del terminal con el 835 en su interior.

Con imágenes captadas por Total Tech, se descubrió que Qualcomm había elegido al Nokia 8 para exhibir su nuevo chip, y aunque solo podemos observar la frontal del móvil, se observa que el teléfono a la derecha (el que montaría el Snapdragon 835) estabiliza mucho mejor la imagen que el teléfono a la derecha, que sería el mismo Nokia 8 pero con un Snapdragon 821.

Algunas fuentes incluso apuntan a que podrían llegar estas dos versiones, una superior con el Snapdragon 835 acompañada de 8 GB de memoria RAM y 64 o 128 GB de memoria interna y otra con el Snapdragon 821, con menos memoria interna y una cámara inferior. De hecho la cámara sería uno de los puntos fuertes del Nokia 8, con un sensor de 24 megapíxeles en la trasera, con estabilización de imagen óptica y digital, y 12 megapíxeles en la frontal.

Fuente: xatakamovil

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *