El MWC2017 comenzó increíble con el LG G6. 

El Mobile World Congress 2017 por fin a iniciado, en concreto, con la presentación de LG. Como ya se venía venir, la compañía ha presentado su nuevo LG G6, un smartphone de gama alta con el que LG pretende llamar la atención haciendo hincapié durante la presentación, una de las prioridades de la compañía ha sido tratar de satisfacer las necesidades y demandas de los usuarios de smartphones. De ahí la inclusión de una gran pantalla sin sacrificar el tamaño y la ligereza del terminal (cuyas dimensiones son de 148,9 x 71,9 x 7,9mm), para sujetarlo con una sola mano. De hecho, se trata de un smartphone con una pantalla de 5,7 pulgadas, pero el cuerpo del terminal es de los anteriores dispositivos de 5,2 pulgadas.

El G6 cuenta con una espalda de Gorilla Glass 5 que se une en los bordes con un marco de aluminio bastante destacado, encontraremos el módulo de doble sensor para la toma de fotos, el lector de huellas y, alineado en la zona inferior, el logo de la compañía. Se presentan en tres colores a elegir, opciones se deberían ampliará en el futuro. Presentan”Ice Platinum”, un azulón con acabado de metal cepillado bajo el cristal y marco en plata; “Astro Black”, cristal negro con marco gris oscuro; y “Mystic White”, cristal blanco con marco dorado.

En la parte frontal tienes una pantalla de 5,7 pulgadas con una resolución de 2,880 x 1,440, con una densidad de 564 ppp. El panel, en el que podrás disfrutar de Dolby Vision y contenido HDR10, protegido por un cristal Gorilla Glass 3. Los marcos superior e inferior son bastante estrechos, ayudando así a dar sensación una mejor amplitud de pantalla al tiempo que la altura del equipo no se le va de las manos a LG, los márgenes habituales hubieran dado como resultado un smartphone incómodo de agarrar.

En el interior del G6 se encuentra un procesador Qualcomm Snapdragon 821 chipset (MSM8996AC), junto a 4 GB de LPDDR4, 32GB de almacenamiento UFS 2.0, ranura para tarjetas microSD, micrófonos duales, NFC y módulo LTE. Finalmente no vemos al Snapdragon 835 en este equipo aunque según LG lo ha hecho de manera intencionada. La firma asegura que los tiempos de producción y comprobación de calidad del nuevo chipset no se afectaban con los que tenían para su G6, por lo que prefirieron quedarse con lo ya conocido y plenamente seguro.

Posiblemente una de los puntos negativos de que el G6 ya no sea modular es que la batería ya no es extraíble. De todas formas, LG se ha asegurado de incluir una carga relativamente poderosa de 3.300 mAh, capaz de cargarse hasta el 34% en media hora y al 100% en 72 minutos con su tecnología Quick Charge 3.0. Las baterías han sido uno de los puntos que más han obsesionado a LG tras todo el culebrón del Note 7, por lo que la casa incorporó nuevas pruebas de voltajes más altos y aumentó los ciclos de carga en sus pruebas. Igualmente se ha incrementado el espesor de los separadores dentro de la batería, protegiéndolo mejor de los cortocircuitos debidos a causas externas, e incluido un tubo de calor para controlar mejor la temperatura del procesador. Además disfruta por cierto de resistencia al agua y polvo gracias a la protección con certificado IP68.

En cuanto al software, su nueva capa de personalización bajo el UX 6.0 de LG está especialmente focalizado en aprovechar la pantalla de 18:9 de LG. Muchas de sus aplicaciones nativas, como Galería, Contactos, Calendario o E-mail, han sido rediseñadas pensando en el uso de una doble ventana cuadrada que haga mucho más práctico el uso de la app. La propia vista multiventana en Android se disfruta genial en este teléfono así como a la hora de hacer fotos, con una columna de previsualización que no te obligará a ir a la galería cada vez que quieras revisar una foto desde la aplicación.

El G6 monta un módulo fotográfico con dos sensores Sony IMX258 de 13 megapíxeles cada uno. Uno de ellos cuenta con una genera apertura de F/1.8, estabilizador de imagen óptico y un campo de visión de 71 grados, mientras el otro es menos luminoso (F/2.4) pero con una visión de 125 grados. La parte frontal del G6 viene con una cámara de 5 MP lista para selfies (F/2.2 y 100º de ángulo). El tamaño de los píxels en los tres casos es de 1.12um, el mismo que ya tenía el G4 o el G5, y existen ahora nuevas opciones de captura destinadas a ofrecer más modos al usuario con el que inmortalizar sus momentos. Sin un análisis por derecho es difícil hablar mucho más de este apartado, por lo que no nos queda otra que aguardar una review más dedicada.

LG aún no ha dicho precio ni fecha de disponibilidad precisa, aunque imaginamos que no debería tardar mucho en desvelar estos datos. Se agradece observar una propuesta que pinta interesante en especial comparándolo con su predecesor, más práctica (hacer desaparecer los módulos fue la mejor decisión) y con un mejor diseño que seguro que querrá moverse pronto por el mercado para tomarle ventaja al Galaxy S8, el aún desconocido pero gran rival a batir.

Fuente: Engadget

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *