Consumo de memoria aumentaría en Windows con su próximo Update. 

Microsoft adelanta información sobre la próxima Build que actualizará a Windows 10, y en una entrada en el blog de Windows, comenta cómo ahora los Service Hosts serán divididos en procesos separados en PCs con 3.5 GB de RAM o más. Si tu computador tiene esta cantidad de memoria verás un aumento en el número de procesos en el Administrador de Tareas.

El agrupamiento de los servicios del sistema.

Hace 16 años, los requerimientos mínimos para ejecutar la última versión de Windows eran apenas 256 MB de RAM, pero como los servicios pre-instalados seguían aumentando decidieron agruparlos en un proceso llamado “Service Host” para así conservar memoria. Si alguna vez haz abierto el Administrador de Tareas en tu equipo, debes haber notado ese que siempre se repite en la lista de procesos como Svchost.exe.

La motivación detrás de esto es simple: la cantidad de memoria de la que disponen las máquinas modernas es sumamente mayor que la de aquella época en la que se introdujo la función por primera vez. Y, la empresa afirma que separando los servicios se obtendrán varias ventajas significativas en el rendimiento:

  • Cuando un servicio en un grupo falla, todos los servicios en ese grupo fallan. Los Service hosts pueden contener muchos servicios. Separarlos aumenta la confiabilidad del sistema ya que solo se tendrá que terminar el proceso individual que sufrió un problema.
  • El Administrador de Tareas ahora mostrará información más detallada sobre lo que pasa en el sistema. Podrás saber exactamente cuánto uso del CPU, de la memoria, del disco y de la red hace cada servicio.
  • El aislamiento de los procesos y el establecimiento de permisos individuales para cada uno aumentará la seguridad del sistema.

Todo esto quiere decir que muy probablemente veremos un incremento en el consumo de RAM de Windows 10, pero que para la mayoría de usuarios que tienen equipos modernos con suficiente memoria no será ningún problema y sí una ventaja. Aunque el cambio solo tendrá efecto en equipos con más de 3.5 GB de RAM, aquellos en el umbral bajo (4 GB) podrían sentir el impacto del cambio negativamente.

Esta sigue siendo una función experimental en la que todavía se está trabajando, como todo lo que llega primero a los Insiders. Sin embargo, es un movimiento que tiene lógica y que seguramente llegue a la próxima gran actualización de Windows 10.

Fuente: genbeta

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *