Apple confirmó que vuelve “lentos” a los viejos iPhones, pero por una buena razón.

Apple ha explicado finalmente la razón por la que modelos viejos de sus terminales iPhone son percibidos como más lentos por sus usuarios, y se debe a la idea de evitar apagados inesperados. De acuerdo a un reportaje explicaron que incluyeron una serie de ajustes en los iPhone 6, 6 Plus, 6S y 6S Plus que se encargaba de reducir las exigencias del procesador con la idea de no saturar aquellas baterías que hayan sufrido el paso del tiempo.

Como todos sabemos, las actuales baterías de iones de litio acaban degradándose con el tiempo, y eso provoca que en determinadas ocasiones (especialmente en aquellas con condiciones climáticas de baja temperatura) se produzcan apagones del terminal como medida de seguridad.

El descubrimiento llega gracias a unos tests de rendimiento publicados en Reddit, donde se demuestra que un iPhone 6S mejoró notablemente por el simple hecho de cambiarle la batería.

Con la idea de evitar estos sucesos, Apple se encargaba de reducir la frecuencia del procesador para no forzar la batería, dando como resultado teléfonos más lentos de lo que originalmente eran.

Apple ha confirmado también que planea incluir ese mismo ajuste a terminales más modernos como el iPhone 7 con el lanzamiento de iOS 11.2, así que el problema de “lentitud” y bajo rendimiento debería de aparecer teóricamente en esos modelos una vez que la batería vaya presentando señales de disminución en su capacidad.

Artículo: techcrunch

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. diciembre 29, 2017

    […] respuesta de la Apple ante la ola de manifestaciones de clientes molestos la aplicación del update que ralentizó deliberadamente los teléfonos más viejos en algunas situaciones para prolong…. Algunos pensaron que era una estratagema para hacer que las personas comparan nuevos dispositivos. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *